Inicio > Viajes / Excursiones > Los paisajes de Piracés

Los paisajes de Piracés

En muchas ocasiones recorremos cientos de kilómetros para conocer un lugar popular y que nos resulta interesante e ignoramos, con conocimiento de causa o sin él, otros rincones atractivos que tenemos a mano. Algo así nos ocurrió con Piracés.

Este pueblecito pertenece a la comarca  Hoya de Huesca, y se encuentra a tan sólo 13 km de Huesca. Se asienta entre los ríos Flumen y Guatizalema, nombres que cada vez que escucho me trasladan a Sudámerica o mínimo hasta México, pero no…son nuestros, de Aragón 🙂 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A Piracés se llega tomando la carretera de Sariñena, se rebasa Albero Alto y su pequeño puerto y a 1’5 km más o menos aparece un desvío a la derecha que nos lleva hasta el pueblo.

En este municipio se puede visitar la “Ermita de la Virgen de la Corona”, su “pozo-aljibe”…pero nosotros nos dedicamos a su entorno. El paisaje es espectacular, muy de película del Oeste, del cañón del Colorado (Todas las fotos del entorno de Piracés)

El panorama es muy estético, combina los ocres y rojizos de la montaña con el colorido de la flora. Su terreno escarpado y sus llanuras desérticas, con el telón de fondo de la Sierra de Guara y el Alto Pirineo seguro que te atraerán a ti y al objetivo de tu cámara.

Peña del Mediodía

Peña del Mediodía

Cerca de Piracés discurre la calzada romana que comunicaba Lérida con Huesca y que nos lleva hasta la Peña del Mediodía, donde se conservan vestigios de la antigua fortaleza musulmana. Esta Peña tiene 80 metros de longitud y 25 metros de altura. Se puede subir a ella gracias a unas escaleras y divisar una vasta panorámica de Monegros y la sierra de Alcubierre entre otras,  tal como lo hacían los musulmanes para controlar la calzada romana y proteger a la población. Merece la pena subir y si el día acompaña, como fue en nuestro caso, siempre se puede tumbar uno y dejarse acariciar por el sol y por la brisa.

Árboles como arqueología

Árboles como arqueología

Y como no hay dos sin tres, vamos a por el tercer punto de interés: “Árboles como arqueología”, del artista Fernando Casas. Es una escultura compuesta por 8 monolitos de granito con una altura de más de cinco metros de altura y dos olivos centenarios que se alzan encima de un acantilado de piedra arenisca rojiza sobre el impresionante paisaje de Los Monegros. Es muy sencillo llegar hasta la escultura de Casas, ya que está bien señalizado.

Desde lo alto del acantilado se puede divisar el desierto de los Monegros, con sus sierras en el horizonte. Otro buen lugar para hacer fotografías.

Tres pinceladas del entorno de Piracés y algunas fotos (Todas las fotos del entorno de Piracés) Tanto si teníais pensado ir como si os han entrado ganas después de leer la entrada… ¡Disfrutadlo!

@delmundoalmundo

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: