Inicio > El rincón de Rocío, Running > El sabor de diez minutos

El sabor de diez minutos

Han sido solo diez minutos, pero han sabido a gloria. Después de 44 días de parón forzoso y con la losa de la palabra médica aún sobre mi cabeza, en acto de rebeldía racional (y ahora explico porque pienso que es racional), me he calzado mis asics, me he puesto unos pantalones, una camiseta y…me he ido a andar a “ritmo alegre”, sabiendo que el último tramo lo afrontaría por primera vez a trote. 

Rebeldía racional. No quiero resultar engreída. Ni un solo segundo pienso que pueda saber más que un médico, pero -sí, hay un pero- no es menos cierto que los médicos manejan los mismos tiempos de recuperación, tanto para el sedentario como para el que practica deporte de manera habitual.

A trotar

Tras 44 días de parón, he vuelto

Mi cabeza desde hace días me decía que estaba preparada, pero mi cuerpo no respondía. Aún con molestias, con algún que otro pinchazo, sabía que tenía que esperar. Lo que menos me gustaría sería volver a pasar por quirófano. Sin embargo esto cambió hace apenas cuatro días. Noté una mejora impresionante, mi cuerpo en consonancia con mi mente. Sé que no estoy para realizar grandes esfuerzos y de hecho comenzaré muy poco a poco, como si llegara al deporte de nuevas. Pero lo importante es que ¡he vuelto!

Ayer me acosté pronto porque quería descansar bien. Solo iban a ser diez minutos a trote cochinero, pero quería estar fresca, disfrutar de nuevo de una mañana al ritmo de mis piernas. Primero anduve tranquila y fui poco a poco incrementando el ritmo, llegó el tramo en que pase de andar a trotar. Inconscientemente hice un chequeo ¿me duele el abdomen?, ¿me duelen las piernas? ¿cómo va mi respiración? ¿y mi corazón? El pulsómetro de momento se quedará en casa, soy consciente de que mis pulsaciones se van a las nubes con poco (antes de la operación tenía 56 en reposo y ahora ando por 70, trabajo tengo)

Cuando he llegado a casa he hecho 15 sentadillas y 15 lounge con cada pierna, luego he estirado bien. ¿Sensaciones? ¡Me encuentro genial! Ya han pasado algunas horas y no me duele nada, me siento más alegre, más activa, más a gusto y tengo menos miedo de dar un paso atrás. Poco a poco tengo que ir ganando confianza, pero esto me lo dará el tiempo. De momento he pensado en ir incrementando cada día un minuto más. El objetivo es cumplir una hora entre andar y correr, la balanza se irá equilibrando 🙂

@delmundoalmundo

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: